Catedral Alexsander Nevski, Sofía

Bulgaria: Sofía, Boyana y Plovdiv

Si de un país decadente pero con ganas de resurgir queremos hablar, ese país es Bulgaria.

En este país tuve dos sentimientos claramente diferenciados, el primer día que llegué a su capital: Sofía, pensé: ¿Dónde coño me he venido a meter?. Pero el último día, después de conocer la bonita ciudad de Plovdiv, pensé: Me quedaría a vivir aquí.

Llegar a Sofía fue un poco bajón después de venir de mi ciudad favorita: Budapest.

Me encontré con una ciudad gris, deteriorada, descuidada, vieja… No estoy diciendo que sea fea, porque para gustos colores, y poco a poco fui descubriendo que esta ciudad tiene para todos los gustos. Pero claro, no nos olvidemos que es la ciudad más antigua de toda Europa, y ahí reside su encanto, que aún conserva esa esencia de antigüedad.

Como bien me dijo un antiguo conocido búlgaro: “Tenías que haber visto más sitios. Bulgaria es un país pequeño, pero tiene muchas cosas por ver”

Y no lo dudo para nada, estoy completamente segura de que es un país que tiene muchísimo por ofrecer y que lo más bonito sigue aún sin ser tan conocido, turísticamente hablando.

Así que por mi parte tengo que decir que me gustaría volver algún día a visitar este país que me enamoró más por su gente que por cualquier otro motivo. Pero en este caso os voy a hablar de lo que pude ver y lo que me pareció más interesante…

Mi paso por el país fue de 3 días, el primero recorrí Sofía, el segundo día visité la iglesia y el lago de Boyana, y el tercer día me enamoré de Plovdiv.

Sofía: algo más que su catedral

La capital de Bulgaria, antiguamente llamada Serdica, como ya os dije, es la ciudad más antigua del continente europeo. Algunos de los sitios más importantes de la ciudad tienen más de 2000 años de historia, y cuenta con una gran variedad arquitectónica, ya que este país fue dominado por varios imperios diferentes como el imperio romano, el otomano, y el imperio ruso, por eso podemos encontrar hasta tres tipos de templos diferentes en la misma manzana: mezquita, sinagoga y catedrales.

Sofía es la sede de la Iglesia ortodoxa búlgara y además es un centro cultural nacional, albergando muchas instituciones culturales prestigiosas. Es la ciudad que más turismo recibe de todo el país, a continuación os voy a decir los puntos que considero más importantes para visitar en 1 día.

¿Qué ver?

-Catedral Alexsander Nevski: es el principal atractivo turístico de la ciudad y una de las iglesias ortodoxas más grandes del mundo. Pese a ser la gran catedral del país búlgaro, tiene mucha historia rusa detrás, ya que se construyó como homenaje a los soldados rusos y los revolucionarios búlgaros que murieron en la guerra que liberó a Bulgaria del imperio otomano; y lleva el nombre de Alexsander Nevski, un gobernante ruso defensor del cristianismo ortodoxo. Sus dos cúpulas centrales son de oro, la más alta mide 53 metros, y las demás cúpulas son de cobre, por ello su color verdoso. Está ubicada en el centro de la cuidad, desde dónde se la puede ver desde varios puntos y rodeada de un parking.

Catedral Alexsander Nevski, Sofía

La entrada es gratuita (como en casi todas las iglesias de Sofía) sólo hay que pagar si se hacen fotos (10Lv=5€) o vídeos (15Lv=7€)

  • ¿Sabías que esta catedral tiene 12 campanas en total? La más grande pesa 12 toneladas y la más pequeña 10 kilos.

Iglesia de Hagia Sofía: Está muy cerca de la gran catedral antes mencionada, y es una de las iglesias más antiguas y la que le da el nombre a la ciudad. La entrada es también gratuita y en su interior hay un museo arqueológico subterráneo donde se encontraba la antigua necrópolis y teatro romano de la ciudad de Serdikaalbergando incluso algunas tumbas y frescos originales. La entrada al museo son 6Lv=3€

  • Curiosidad: cuando Bulgaria estuvo dominada por los turcos esta iglesia fue empleada como mezquita.

-Iglesia ortodoxa rusa San Nicolás: es una de las más bonitas de la ciudad a pesar de no ser muy grande, sus cinco cúpulas doradas y su colores en verde-turquesa la hacen realmente llamativa. Fue creada por la comunidad rusa que se estableció en la capital búlgara y su arquitecto fue quien diseñó la catedral Alexsander Nevski. La entrada es también gratuita.

 

  • Curiosidad: en uno de sus campanarios está la tumba del arzobispo Serafín Sobolev al cual creen milagroso, por eso mucha gente le deja cartas pidiendo ayuda por sus problemas.

-Anfiteatro de Serdika: son unas antiguas ruinas romanas que se encontraron cuando empezaron con las obras del hotel Arena di Serdica, es por ese motivo que se encuentran dentro del hotel y lo tienen restaurado como la zona del bar en la planta baja, decorado con pinturas modernas, e incluso a veces hacen exposiciones. La entrada es totalmente gratis, incluso os podéis tomar algo allí.

Anfiteatro Serdika
Anfiteatro Serdika

-Iglesia de Sveti Georgi: sin duda uno de los más puntos más imprescindibles para visitar en Sofía, ya que se trata de la iglesia más antigua de la ciudad,  y aunque actualmente no se encuentra en estado activo se sigue manteniendo abierta al público de forma gratuita y con un puesto de venta de objetos y estampas religiosas para la conservación de ésta. Es realmente pequeña y en su interior se pueden observar aún frescos del siglo X con figuras de algunos profetas.

Iglesia Sveti Giorgi, Sofía
  • Curiosidad: fue levantada sobre las ruinas de un antiguo templo pagano y también fue convertida en mezquita durante la invasión de los turcos.

-Catedral e Sveta-Nedelya: es otra de las catedrales ortodoxas de la ciudad de Sofía. Esta catedral ha sufrido varios daños a lo largo de la historia por lo que ha estado en continuo estado de reparación. Está ubicada en el centro más “comercial” de la ciudad. Su nombre significa “Santo Domingo” y la entrada es igualmente gratuita, si queréis hacer fotos hay que pagar 4Lv=2€

  • Curiosidad: los búlgaros la conocen también como la iglesia del Rey Santo, por los restos y las reliquias del rey serbio Esteban Uros, que se guardan en su interior.

-Mezquita Banya Bashi: uno de los templos que dejó el imperio otomano tras su paso por el país, a parte de una gran influencia en su gastronomía. Es una de las mezquitas más antiguas de Europa y la única que actualmente está en funcionamiento en la ciudad, y aunque la entrada es gratuita, no se puede visitar en las horas del rezo. Hay que entrar  descalzos, y las mujeres tapadas la cabeza en una zona diferenciada a la de los hombres.

  • Curiosidad: en Sofía hay más de 10,000 fieles islámicos y la población búlgara ha evitado la apertura de otras mezquitas debido al ruido que hacen durante el llamado al rezo.

-Sinagoga de Sofía: es la mayor sinagoga judío-española y una de las únicas dos sinagogas que existen en Bulgaria (la segunda está en Plovdiv) y es la tercera más grande de Europa, después de la de Budapest y Ámsterdam. Dentro tiene un pequeño museo de historia judía y la entrada cuesta 5Lv=2,50€.  Su interior es realmente muy bonito, una de las sinagogas más coloridas que he visto hasta ahora.

Sinagoga de Sofía Bulgaria
  • Curiosidad: después de la II Guerra Mundial quedaban 50 mil judíos en Bulgaria, en la actualidad quedan menos de 3 mil debido a la emigración a Israel.

-Iglesia de Sveti Sedmochislenitsi: en español sería “La Iglesia de los 7 Santos” y antiguamente era una mezquita conocida como la Mezquita Negra, por su fachada oscura. Es otra de las iglesias ortodoxas de Sofía, y desde mi punto de vista una de las más bonitas con sus cúpulas recubiertas de plomo. La rodea un gran parque lleno de vida, y aunque está un poco apartada del centro de la ciudad vale totalmente la pena acercarse hasta ella, y por la noche iluminada es digna de admirar.

Sveti Siedmochilenitski

-Iglesia de St. Paraskeva: esta es la tercera iglesia ortodoxa más grande de Sofía, y aunque también se encuentra un poco apartada del centro está bien desviarse de la ruta y conocer esta bonita joya arquitectónica que dista un poco de las ya antes vistas por su forma totalmente circular.

-Museo de Historia Regional: el edificio de este museo es uno de los más bonitos para contemplarlo desde fuera, sus paredes con tonos amarillos y bancos con líneas horizontales y techo rojo lo hace destacar entre los edificios de al rededor: mezquita, sinagoga, catedral, etc… y si a eso le sumamos el bonito parque que lo rodea y las fuentes que se encuentran en uno de sus laterales, lo hace una parada obligatoria en la visita a la ciudad, independientemente de si se quiera entrar dentro a conocer un poco más de la historia del País. Antiguamente eran baños públicos, pero debido al mal estado en el que se encontraba se cerraron y posteriormente fueron renovados en su totalidad pasando a ser museo desde el 2015.

Museo de Historia Regional, Sofía

-Museo Arqueológico Nacional: si os gusta la arqueología y admirar restos de los antiguos asentamientos y la historia de los sitios a los que vais no os podéis pasar este por alto. El edifico era una antigua mezquita y tiene importantes colecciones griegas, romanas, tracias, entre otras… La entrada son 10Lv=5€.

-Mercado central: este edificio grande y bonito es uno de los puntos comerciales más importantes de la ciudad. Tiene 3 entradas, la delantera, trasera y en uno de sus laterales. Dentro se distribuye en la zona de comidas en la planta baja y en la plata alta la zona de suvenirs, artesanías, joyas, enseres y demás, incluso hay un supermercado.

Mercado central, Sofía

Aquí podéis probar la comida típica búlgara a muy buen precio.

¿Qué comer?

Sofía está creciendo muchísimo en los últimos años y con ello también ha crecido la oferta de restaurantes y cafeterías, desde los de estilo más típico hasta los que están más de moda como la cadena de restaurantes “Happy Bar & Grill” que combina tradición con comida internacional. Encontraréis varios de estos repartidos por la ciudad. Uno de los mejores sitios para probar comida auténtica búlgara es en el mercado central, donde hay una variedad infinita.

  • La gastronomía búlgara tiene mucha influencia de la cocina turca y la cocina griega, siendo los platos más típicos las ensaladas y las sopas frías, así como el pan pita que se puede encontrar puestos que los venden en cada esquina.
  • Mussaka es una especia de lasagna que en vez de pasta lleva capas de patatas.
  • Banitsa es un de pastel de hojaldre o masa filo relleno de queso.
  • Tarator, algo así como una sopa espesa hecha a base de yogurt y pepino que se toma en frío.
  • Dicen que yogurt búlgaro es el mejor del mundo, por su bacteria Lactobacillus bulgárico que sólo se desarrolla en el pasto que crece en este país. Yo la verdad que no lo probé porque soy intolerante a la lactosa, pero seguro tiene que estar muy bueno 😛

Los 2 restaurantes que probé en esta ciudad fueron: “The little things” cerca de la iglesia Sveti Sedmochislenitsi; y “Old Chinar”, un restaurante de auténtica comida búlgara, alejado del centro pero muy cerca de mi hostel.

Bulgaria es, sin duda alguna, el país más económico que he visitado y el que ofrece comida realmente buena con grandes raciones a precios irrisorios.

 

Boyana: Patrimonio de la Humanidad

No estaba entre mis planes visitar este sitio de la ciudad, pero debido a una cancelación de la ruta al Monasterio de Rila por parte de GetYourGuide tuve que buscar una alternativa, y la verdad que me sorprendió para bien.

A tan sólo 40 min de la ciudad de Sofía se encuentra el pequeño pueblo de Boyana. Para llegar hasta allí tuve que tomar 2 autobuses, si buscáis en Google Maps os muestra qué autobús tomar y dónde hacer los cambios.

Una vez llegas al pueblo tienes que ir buscando la iglesia, pero no os preocupéis que es fácil de encontrar.

Iglesia de Boyana

Iglesia de Boyana

Esta iglesia ortodoxa es considerada Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979. En su interior sus paredes están pintadas con frescos de hace más de 1000 años, considerados los más importantes de todo el país. El precio de la entrada son 10Lv (5€) y dentro no se pueden hacer fotos. La iglesia dentro tiene 2 partes, la entrada donde hay un pequeño museo con muestras arqueológicas y antigüedades donde podéis permanecer todo el tiempo que queráis, y la capilla donde os dejarán estar sólo 10 minutos, allí podréis alucinar  observando los frescos.

  • No se pueden hacer fotos en su interior.

Si os queréis evitar tener que ir por vuestra propia cuenta hasta la iglesia podéis reservar excursiones que os llevan hasta allí y que incluso combinan esta visita con el “Monasterio de Rila”.

Lago y Cascadas de Boyana

Siguiendo con el recorrido de la visita a Boyana, continuamos subiendo hasta la montaña Vitosha. Allí encontraréis cartelitos informativos que os dicen qué dirección tomar para llegar hasta el lago y la distancia del recorrido. Lo mismo para las cascadas.

En el mes de febrero estaba toda la montaña nevada y optamos por subir sólo hasta el lago, más o menos 45 minutos de subida por la nevada montaña haciéndonos camino. Las cascadas quedan a 1 hora de distancia desde el lago y debido a la gran cantidad de nieve que había optamos por no subir.

Si visitáis este sitio en temporada de primavera-verano yo os aconsejaría hacer el recorrido completo ya que aún con nieve no me resultó una subida dura, y por el camino se tienen unas bonitas vistas a la ciudad de Sofía

Una vez llegamos arriba nos encontramos con el lago completamente congelado. Unas vistas y una experiencia para no olvidar nunca.

 

Plovdiv: modernidad e historia

Arte urbano de Kapana, Plovdiv

Plovdiv es la ciudad de moda de Bulgaria, y es que fue considerada como la capital europea de la cultura en el año 2019. Y no es para menos, esta ciudad es la segunda más grande del país, después de Sofía, y se dice que es la más antigua de Europa, llegando a tener incluso 8 mil años de antigüedad. Se la conoce como la “ciudad de las 7 colinas”, por estar rodeada de éstas, desde algunas de ellas se pueden obtener unas preciosas vistas a la ciudad.

Para ir desde Sofía a Plovdiv hay muchos autobuses que salen desde la estación central, diariamente a cada hora, por lo que no tendréis problemas en ir. Pero yo os recomiendo comprar el billete con antelación: yo siempre uso la aplicación de Omio para reservar mis billetes de autobús.

Esta ciudad tiene mucha historia y un casco antiguo de los más bonitos que he visto, con callejuelas de piedras, edificios históricos de colores muy bien conservados, y al no tener un turismo excesivo hace que tenga un ambiente muy agradable.

¿Qué ver?

Cuando llegáis a la estación central, para ir hasta el centro de la ciudad andando tenéis que pasar si o si por: la Singing Fountain y el Foro Romano. Cuando yo fui la fuente estaba totalmente vacía y el teatro me pareció que estaba muy descuidado, pero recomiendo que os acerquéis para que lo veáis vosotros mismos. La fuente está en medio de un parque muy muy grande con muchísima vida, y estoy segura que tiene que ser una pasada de bonita cuando está en total funcionamiento.

-Iglesia Sveta Marina: esta fue mi primera buena impresión de la ciudad. Una iglesia realmente bonita por dentro y por fuera, aunque quizás al llegar al sitio no llame tanto la atención, ya que se encuentra encerrada en una especia de patio, pero tiene unos frescos súper bonitos para quedarse mirándolos durante horas. El campanario de esta iglesia es de madera y se encuentra fuera de la iglesia, mide 17 metros de altura. La entrada es totalmente gratuita y recomendable.

Teatro Romano: uno de los MUST de la ciudad, se encuentra en una de las colinas y está en muy buen estado de mantenimiento, incluso hoy en día se celebran actos y festivales en él.

Teatro Romano, Plovdiv

-Estadio Romano de Trimontium: en época romana Plovdiv se llamaba Trimontium. Este es otro de los sitios que tendréis que ver si o si por que llegaréis a él casi sin buscarlo, se encuentra en pleno centro de la ciudad, en la gran avenida peatonal y justo en frente de una de las mezquitas de la ciudad.  el acceso es público y gratuito.

-Mezquita Dzhumaya: está en frente del Estadio Romano y se puede ver desde lejos gracias a su minarete que sobresale entre los demás edificios, tiene 9 cúpulas recubiertas de plomo. Este es el punto de inicio del barrio Kapana.  La mezquita es el principal templo musulmán de la ciudad pese a que hay otras mezquitas.

Kapana: es un distrito de la ciudad de Plovdiv, y es el barrio más moderno y creativo de la ciudad. Está lleno de arte callejero, galerías de arte, bares, restaurantes y cafeterías. Antiguamente, en la época del imperio otomano, era el zoco de los artesanos. Hoy en día es impensable ir a Plovdiv y no recorrer las calles de esta parte de la ciudad, incluso salir de fiesta por aquí en caso de que se haga noche en la ciudad.

-Casa Museo Hindliyan: en la ciudad hay varias casas museos que pertenecían a antiguos comerciantes ricos de aquella época. Esta, una de las más bonitas, y de obligatoria visita, perteneció al comerciante de especias y seda de origen armenio Estephan Hindliyan. Si su bonita fachada azul llama muchísimo la atención imaginad todo el arte que guarda dentro. Cada una de sus salas y habitaciones están llenas de detalles, decorados renacentistas, exquisito mobiliario de la época. El acceso al patio es gratuito pero si queréis entrar a la casa museo la entrada cuesta 5Lv=2,50€ y es autoguiada, no se pueden sacar fotos con cámaras profesionales, sólo con los teléfonos móviles.

Casa Museo Hindliyan, Plovdiv
  • Recomiendo que al menos entréis a una de las casas para qué veáis un poco las costumbres y cómo vivía la sociedad rica de la época.
  • La casa museo Balabanov se encuentra adyacente a ésta. Igual de bonita también por fuera y por dentro.

-Museo Regional Etnográfico: otro de los imprescindibles de Plovdiv, sin duda por su fachada y por los jardines que lo rodean. Este es uno de los museos más importantes del país y dentro se exhiben utensilios y herramientas de la agricultura, artesanía, instrumentos musicales, obras de arte, así como artículos religiosos y personales de las personas de épocas pasadas. El acceso a los jardines es gratuito pero la entrada al museo tiene un valor de 5Lv=2,50€.

Museo Regional Etnográfico, Plovdiv

-Museo de Historia Regional: este museo encuentra dentro de una de las muchas bonitas casas representativas del casco histórico de Plovdiv, aquí se exponen objetos personales y documentos que pertenecieron  a personas importantes de la ciudad.

-Puerta Hisar Karpia:  para llegar hasta el museo de la historia regional tenéis que bajar por esta callejuela que atraviesa esta puerta, que es una de las pocas que quedan y antigua puerta de entrada a la ciudad amurallada.

-Nebet Tepe: una de las 7 colinas de la ciudad, y desde la que mejor vistas se pueden obtener. Llegar hasta allí después de haber atravesado todo el casco antiguo, y ver ese complejo de ruinas lleno de gente, con unas preciosas vistas de fondo a toda la ciudad, es la mejor forma de terminar el recorrido por Plovdiv. En esta colina fue donde se fundó la antigua ciudad y se convirtió en la ciudadela de la acrópolis, y actualmente sólo quedan los restos de los muros de la antigua fortaleza. Es considerado uno de los lugares más turísticos y populares de Plovdiv.

Nebet Tepec, Plovdiv

Central Perk Café

Para comer en Plovdiv tenéis infinidad de puestos de comida rápida para llevar, bares, restaurantes, etc… Yo opté por comer y descansar un poco en uno de los bares más de moda de la ciudad y fue todo un acierto. Ubicado en el centro Kapana, en una de las calles más llenas de ambiente, tiene una terraza que se llena de gente y el edificio cuenta con 3 plantas ambientadas en la serie de televisión FRIENDS.

Central Perk, Plovdiv

Más que un sitio para comer es un sitio para tomarse algo y pasar un buen rato, por lo que su carta de comidas no es muy extensa: pizzas, sándwichs, patatas fritas, hamburguesas… Por el contrario tiene una amplia variedad de bebidas. La atención también es muy buena y los precios realmente asequibles para ser un sitio de  moda.

 

  • Pensamiento personal: una de las cosas que más me gustó y me hizo sentir cómoda en este país fue el ver cómo la gente se esforzaba por entender, ayudar, y dar recomendaciones. Muchos búlgaros hablan español, aún no sé ciertamente por qué, pero en cuanto se dan cuenta que eres de España o hablas español se abren y empiezan a exponer todos sus conocimientos en este idioma,  y eso fue un gran punto a favor para que este país me gustara más y haberme ido con ganas de volver en un futuro, espero no muy lejano: la calidez y humildad de su gente.

Hasta aquí el recorrido por estas ciudades de Bulgaria, espero que os puedan servir de ayuda y si necesitáis más información o saber cualquier cosa no dudéis en escribirme o dejarme un comentario. 🙂