Fuerteventura, la isla de los vientos. La dama olvidada de las islas canarias. Una isla de tierra árida, pero fértil, de playas con arena de todos los colores, con aguas turquesas que a veces transmiten calma, y otra veces azotan con su fuerza. Una isla llena de rincones, algunos, inaccesibles y mágicos.

Isla de fuego y volcanes dormidos. Isla de soledades vacías, eres la cura de toda locura y toda ansiedad. Eres la cuna de la soledad.