Mostrando: 8 RESULTADOS
entradas

12 Imprescindibles de Florencia

Florencia, la ciudad del arte renacentista.

Florencia fue la capital de Italia antes que la actual capital Roma. Es una de las ciudades más bonitas de este país sin duda. Y a pesar de que Italia tiene ciudades realmente hermosas que es muy difícil escoger sólo una favorita, a esta no le hace sombra ninguna. Tiene una de las catedrales más impresionantes que he visto en mi vida. Y por ahora, creo que es mi favorita también. A continuación os cuento cuáles son los 12 imprescindibles de Florencia que podéis ver en tan sólo 1 día.

Por esta ciudad transcurren miles y miles de turistas al día, todos en busca de descubrir los rincones más bonitos de la ciudad, esos que, a pesar de los siglos siguen en pie demostrando toda su luz y majestuosidad.

Las dos veces que he visitado Florencia ha sido por 1 día. Y os aseguro que se puede ver mucho si aprovecháis bien el tiempo. Ya sea si vais también sólo por 1 día o más, no tenéis que dejar de ver los 12 imprescindibles que os comentaré a continuación.

¿Os animáis a descubrir esta preciosa ciudad?

  • Dicen que algunas personas al llegar a esta ciudad por primera vez experimentan el Síndrome de Stendhal o el síndrome de Florencia, o el estrés del viajero, que consiste en un conjunto de sensaciones como vértigo, mareos, ansiedad por ver constantemente belleza por todos lados y hace que se agudice la sensibilidad al arte. Yo no sé hasta qué punto es esto del todo cierto, pero si tengo que confesar que la primera vez que visité la ciudad sentí muchísimo agobio y ansiedad, aún sin conocer que este síndrome existía.

Imprescindibles

1.Catedral de Santa María del Fiore, el primero de los 12 imprescindibles de Florencia, como no podía ser de otra forma es su preciosa catedral de estilo gótico y renacentista, es una auténtica obra maestra y el símbolo representativo de Florencia. Su cúpula de ladrillos, la cuál llama muchísimo la atención desde cualquier punto, mide casi 115 metros de altura y fue la más alta en el siglo XV. Hoy en día es una de las iglesias cristianas más grandes del mundo, superada en tamaño sólo por la Basílica de San Pedro, en la ciudad del Vaticano, en Roma, la catedral de Londres, la de Sevilla y el duomo de Milán.

Duomo Santa María del Fiore
Duomo Santa María del Fiore

Junto a la catedral está el Batipsterio de San Juan y el Campanario de Giotto, todo esto declarado Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO en el año 1982. Lo realmente interesante del Baptisterio son las Puertas del Paraíso, estas son una réplicas de las originales que se encuentran en el interior del museo del Duomo. La entrada a la catedral es totalmente gratuita, por ello que siempre haya una enorme cola que rodee toda la iglesia, si tenéis pensado entrar id muy temprano por la mañana para que seáis de los primeros y os dé tiempo a seguir recorriendo. Si pagáis una visita guiada os incluye la subida hasta la cúpula y al campanario. 

2. Piazza della Signoria, es el centro del poder civil y la plaza más importante de la ciudad de Florencia, aquí podemos encontrar:

  • el Palazzo Vecchio, en su interior alberga oficinas del ayuntamiento pero también algunas salas están destinadas como museos donde se exponen obras de grandes artistas del renacimiento. Una de las salas más bonitas y más importantes es el Salón de los Quinientos, con frescos y grandes obras de artistas como Leonardo Da Vinci. La entrada al Palazzo varía dependiendo de la edad del visitante pero ronda los 14€ e incluye la subida a la torre, la cual tiene 94 metros de altura.
  • la Estatua de David, se encuentra a la entrada del Palacio. Esta es una copia que se puso en el lugar dónde estaba la obra original de Miguel Ángel.
  • la Fuente Neptuno, una bonita fuente en el centro de la plaza.
Palazzo Vecchio
Palazzo Vecchio

3.Loggia della Signoria, ubicado también en la Plaza de la Señoría, es una especie de museo o galería de arte donde se exponen varias figuras o estatuas al aire libre. Toda la ciudad de Florencia es como un Museo, esta es una pequeña prueba de ello. También es un sitio ideal para descansar después de haber recorrido la ciudad, o de protegerte de la lluvia en casa de que llueva (como me pasó a mi).

Loggia della Signoria
Loggia della Signoria
Escultura El Rapto de las Sabinas
Escultura El Rapto de las Sabinas

4.Piazza della Repubblicaes una de las plazas más grandes y más llenas de vida, es el corazón de Florencia. En la antigüedad tenían establecido allí el mercado de la ciudad, por lo que se le conocía como el “Mercado Viejo“. Aunque para los habitantes de la ciudad es conocida como la Piazza Vittorio, por el monumento a Vittorio Emanuelle que se alza en el medio de la plaza.

Plaza de la República, Florencia
Plaza de la República

5. Ponte Vecchio, este puente de piedra es el más antiguo de todo Europa y el más famoso del mundo entero, y entra dentro de mis 12 imprescindibles para ver en Florencia. Pasear por este puente se puede convertir en una auténtica odisea debido al gran flujo de personas que transitan por él a todas horas del día, por eso mi consejo es que os lo toméis con calma, contemplad los escaparates y disfrutar del momento. Antiguamente los locales ubicados a ambos lados del puente eran carnicerías y puntos de venta de los mercaderes de la época,  pero hoy en día son joyerías muy caras, por lo que se podría decir también que es el puente más caro del mundo. 

Ponte Vecchio
Ponte Vecchio
Ponte Vecchio
Ponte Vecchio

6.Ponte Santa Trinita y Ponte alle Grazieambos puentes son relativamente “modernos” ya que los que ocupaban antes su lugar, fueron bombardeados por los Nazi en la Segunda Guerra Mundial. Desde estos puentes se tienen unas buenas vistas al Ponte Vecchio.

7.Palazzo Pitti, al otro lado del puente viejo podemos encontrar este palacio renacentista que aunque por fuera no llame mucho la atención por dentro guarda una de las galerías de arte más grandes de Florencia.  Si podéis no dudéis en entrar a contemplar las bonitas obras que alberga en su interior y dar un paseo por los jardines de Bóboli. La entrada para la mayoría de sus galerías y a los jardines es de 7€, y para la galería de arte moderno es de 8€.

8.Piazzale o Mirador de Michelangelo, otro de los 12 imprescindibles de Florencia es uno de los mejores miradores desde donde podréis ver unas preciosas vistas a toda la ciudad. Pudiendo distinguir a la perfección la cúpula de la Catedral, el campanario y la torre del Palacio Vecchio. Es un punto de visita obligatorio y el mejor momento para subir hasta este mirador es al atardecer cuando el sol cae e ilumina toda la ciudad. En la plaza hay una réplica en bronce del David de Miguel Ángel. A la subida al mirador está la preciosa “Fuente de la Rampa”, que hace como una especie de cascada que cae por toda la pared de la montaña. Y en sus alrededores hay un bonito jardín japonés, por el cuál podéis bajar una vez terminada la visita.

Piazzale Michelangelo
Vistas desde el Mirador

9.Basílica de la Santa Cruz, considerada como basílica menor, la fachada de esta iglesia recuerda un poco a la de la Catedral, por su blanco mármol y sus tonos verdosos y rosas, vale la pena acercarse hasta ella para verla aunque sólo sea por fuera, aunque por dentro tiene frescos muy bonitos.

Basílica Santa Cruz, Florencia
Basílica Santa Cruz, Florencia
Basílica Santa Cruz, Florencia
Basílica Santa Cruz

    ¿Sabías qué?

  • Esta basílica es dónde Stendhal sintió los síntomas de lo que ahora conocemos es el síndrome que lleva su nombre.
  • Es la iglesia franciscana más grande del mundo.
  • En su interior alberga casi 300 tumbas, entre ellas las de Miguel Ángel, convirtiéndola en un mausoleo.
Basílica Santa María Novella
Basílica Santa María Novella

10.Basílica Santa María Novella, es otra de las basílicas menores de la ciudad, con una fachada de lo más impresionante también hecha en mármol y siendo una de las obras más importantes del Renacimiento. Es la segunda basílica más importante de Florencia, y al contrario que la de La Santa Cruz, el interior de esta es bastante llamativo incluyendo coloridas vidrieras, frescos y muchas obras de arte de importantes artistas de la época.

*Ambas basílicas Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1982, y las entradas a su interior tienen un valor de 8€

11.Palazzo Medici Ricardo, es uno de los museos más importantes de la ciudad. Al igual que el Palacio Pitti, su fachada es bastante austera, lo que no llama mucho la atención, incluso se puede llegar a pensar que es un edificio más de la época, pero dentro guarda una bonita galería de arte que no podéis dejar de ver y un patio interior rodeado de arcos, columnas, estatuas y muchos detalles en las fachadas. El valor de la entrada es de 7€.

12.Mercado central, este es uno de los mercados más llenos de vida y más abarrotados de los que he estado. Pero no penséis que se trata  sólo del edificio cerrado, porque a diferencia de otros, este mercado se divide en dos partes, el abierto, que es como un mercadillo que rodea a todo el edificio del mercado cerrado. En el mercado abierto podréis encontrar stands o puestos de ventas de souvenirs, ropa, complementos, marroquinería, y todo tipo de accesorios. En el mercado cerrado encontraréis la zona de comidas, las mejores pizzas de la ciudad las podréis encontrar aquí, eso sí, a un precio un poquito más elevado, pero realmente valen la pena.

Mercado central Florencia
Mercado Central, Florencia

 

  • Desde Florencia podéis llegar fácilmente a la pequeña pero icónica ciudad de Pisa a tan sólo 40 min, o incluso ir a la preciosa ciudad eterna Roma a unas 2 horas de distancia.

 

Esta es mi recomendación de los 12 sitios más imprescindibles que se pueden visitar en Florencia en 1 día, además si pincháis aquí podéis llenar vuestro viaje con muchas más actividades.

 

¿Añadirías alguno más? Si es así, házmelo saber con un comentario 🙂

Barcelona
Viajes

Barcelona en 1 día, qué ver.

Barcelona, la ciudad más cosmopolita de España.

Barcelona es cuna de grandes artistas, músicos, arquitectos…es una ciudad marcada por su patrimonio histórico-artístico y por su modernidad. Uno de sus máximos representantes es Antonio Gaudí, y precisamente en esta ruta de un día por la ciudad de Barcelona visitaremos varios puntos imprescindibles, obras de este gran genio del modernismo catalán.

Para empezar bien el día subiremos a primera hora de la mañana hasta el Park Güell, desde donde tendremos una espectaculares vistas la ciudad, pudiendo divisar de fondo incluso la Sagrada Familia.

Pasear por este parque es todo un espectáculo, inaugurado en los años 20, pertenece a la etapa naturalista de Gaudí, y también fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Este parque es público pero una parte es privada, por lo que para acceder a él hay que comprar las entradas bien sea en las taquillas que se encuentran en las entradas al parque, o ya sea por Internet. El precio es de 10€.

Dentro del parque los puntos de más interés son:

  • Los pabellones: son 2 edificios que hacen de puertas de entrada al parque, parecieran casitas de galleta y nubes por la forma de sus paredes y tejados.
  • Las escalinatas: en frente de los pabellones veremos unas grandes escaleras que tienen 3 fuentes muy bonitas. Fijaos que la última fuente tiene una salamandra, este animal se ha convertido en el icono de la ciudad de Barcelona.
  • Sala Hipóstila: o la sala de las columnas, se encuentro al final de las escalinatas y sirve como soporte para la gran plaza que se encuentra encima. Cuenta con 86 columnas de poco más de 6 metros de altura, y en el techo están representados en 4 grandes plafones muy coloridos las 4 estaciones del año.
  • La Plaza: se encuentra encima de la sala de las columnas. Desde aquí se tienen una preciosas vistas a la ciudad, y podréis admirar también el llamado Banco ondulante que bordea toda la plaza.
  • Otro sitio que cabe destacar son los viaductos.

Viaductos, Park Güell
Viaductos, Park Güell

Como segundo punto del día visitaremos La Sagrada Familia.

Sagrada Familia, Barcelona
Sagrada Familia, Barcelona

Esta basílica es la obra maestra de Gaudí. Su construcción se inició en 1882 y a día de hoy se encuentra inconclusa, pretenden culminarla en el año 2026. Esta preciosa basílica ha recibido ya varios títulos: en 2005 fue declarada Patrimonio de la Humanidad, en 2007 fue elegida como una de las 7 maravillas de Cataluña, y en ese mismo año se la nombró uno de los 12 tesoros de España.

La basílica cuenta con 3 fachadas que simbolizan: el nacimiento, la pasión, y la gloria de Cristo. Dicen que al finalizar su construcción contará con 18 torres, llegando a medir la más alta 172 metros. Es una de los monumentos más visitados de España y la segunda basílica más visitada de Europa después de la basílica de San Pedro (Roma).

Pese a estar en obras existe la posibilidad de visitarla por dentro, os podéis hacer con la entrada en la página oficial y su valor varía dependiendo de la oferta que escojáis.

Sagrada Familia, Barcelona
Sagrada Familia, Barcelona

  • Bajo mi punto de vista, visitar la basílica por dentro debería ser una visita obligatoria si se dispone de tiempo.

Seguiremos el recorrido por la ciudad haciendo “la ruta de las casas” (como yo le llamo), empezando por:

  • Casa Vicens: en su día fue la residencia de un propietario de una fábrica de azulejos, de ahí que su fachada esté llena de azulejos de cerámica. Obra de Antonio Gaudí, en la actualidad es un museo dónde hacen exposiciones y talleres, y está declara como Patrominio histórico-artístico de la ciudad.
  • Casa de les Punxes: o casa de los pinchos, llamada así por sus 6 torres puntiagudas. También se puede visitar su interior que alberga una parte destinada a ser un museo.
  • La Pedrera o Casa Milá, es uno de los edificios con la fachada más impresionante de la ciudad, ya que por fuera parece una gran escultura de piedra y hierro forjado. Su azotea es todo un museo al aire libre y cuanta con 2 patios interiores y uno de los pisos es un museo donde se representa cómo vivía la burguesía de la época.
  • Casa Batlló, para mí es la de la fachada más bonita. Antonio Gaudí se inspiró en el mar para la construcción de este edificio que cuenta con formas y materiales muy peculiares, como su tejado de azulejos con forma de escamas, o los balcones de hierro forjado con forma de entifaces, y sus ventanales con vidrieras de colores.

Todos estos edificios están declarados Patrimonio de la Humanidad.

Otro de los mayores imprescindibles de Barcelona es El Palau de la música Catalana.

Este antiguo y precioso auditorio cuenta con la única sala de conciertos del mundo que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1997. Su interior es todo un espectáculo para los sentidos, está lleno de detalles, esculturas, colorido, y cuenta con una magnífica sala de conciertos en la que han llegado a actuar artistas de gran renombre. La visita guiada por el Palau tiene un valor de 20€ e incluye caminar sobre el escenario, escuchar el órgano de más de 400 años en la sala de ensayos y el acceso a una de las salas más bonitas que da a un pequeño balcón lleno de coloridas columnas decoradas con mosaicos. Un perfecto SPOT para tus fotos de las RRSS.

 

Palau de la música catalana
Palau de la música catalana

Palau de la música catalana
Palau de la música catalana

La Catedral de Barcelona es otro de los sitios de visita obligatoria aunque sólo sea de pasada si no se dispone de tiempo para visitar su interior. Todo el ambiente que la envuelve la hace un buen punto para pasar un rato allí tomando algo en una de las terrazas de los restaurantes que la rodean escuchando a los artistas callejeros de fondo. Si vais en fin de semana os podéis encontrar con un pequeño rastro de antigüedades. Además, justo enfrente de la catedral, en un pequeño callejón sin salida está el famoso y cada vez más conocido mural del Beso. Se trata de un foto-mosaico inspirado en el lema “El mundo nace en cada Beso”, para realizar miles de ciudadanos aportaron fotos suyas donde se los ve completamente libres y felices.

Muy cerquita de esta zona se encuentra el Barrio Gótico, ideal para recorrerlo con calma y dejándoos llevar por el encanto de sus estrechas callejuela medievales.

Y para terminar el día de la mejor forma lo mejor es dar un paseo por la Rambla, uno de los sitios con más vida de toda la ciudad. Este paseo con más de 1 km de longitud está lleno de vida a todas horas, aquí podréis encontrar de todo: bares, restaurantes, terrazas abarrotadas, quioscos antiguos que aún se mantienen a pesar de los años, músicos y artistas callejeros, estatuas humanas, y un largo etcétera… simplemente DISFRUTA del verdadero encanto de Barcelona. 🙂

Recomendaciones para comer y alojarte

  • Restaurante Bona Sort, relación calidad, cantidad, precio, insuperable. Atención es excelente, os aconsejo probar las berenjenas rebozadas con miel y lima.
  • Hamburguesería Bacoa: tienen hamburguesas de carne y vegetarianas a muy buenos precios y realmente buenas.

    Bacoa hamburguesería
    Bacoa hamburguesería
  • Eat my Trip: una cafetería donde ofrecen desayunos y brunchs veganos, vegetarianos y para los intolerantes al Gluten y a la lactosa, con materia prima orgánica.

    Desayuno Eat my Trip
    Desayuno Eat my Trip
  • Soul Backpacker: un hostel con un trato, limpieza, y ambiente de diez.

    Hostel Soul Backpacker
    Hostel Soul Backpacker

 

Espero que os haya gustado este breve recorrido por Barcelona y os sirva para saber qué sitios visitar. Si tienes alguna recomendación nos la puedes hacer saber con un comentario 🙂

Catedral Alexsander Nevski, Sofía
Viajes

Bulgaria: La joya poco conocida de los Balcanes

Bulgaria: Sofía, Boyana y Plovdiv

Si de un país decadente pero con ganas de resurgir queremos hablar, ese país es Bulgaria.

En este país tuve dos sentimientos claramente diferenciados, el primer día que llegué a su capital: Sofía, pensé: ¿Dónde coño me he venido a meter?. Pero el último día, después de conocer la bonita ciudad de Plovdiv, pensé: Me quedaría a vivir aquí.

Llegar a Sofía fue un poco bajón después de venir de mi ciudad favorita: Budapest.

Me encontré con una ciudad gris, deteriorada, descuidada, vieja… No estoy diciendo que sea fea, porque para gustos colores, y poco a poco fui descubriendo que esta ciudad tiene para todos los gustos. Pero claro, no nos olvidemos que es la ciudad más antigua de toda Europa, y ahí reside su encanto, que aún conserva esa esencia de antigüedad.

Como bien me dijo un antiguo conocido búlgaro: “Tenías que haber visto más sitios. Bulgaria es un país pequeño, pero tiene muchas cosas por ver”

Y no lo dudo para nada, estoy completamente segura de que es un país que tiene muchísimo por ofrecer y que lo más bonito sigue aún sin ser tan conocido, turísticamente hablando.

Así que por mi parte tengo que decir que me gustaría volver algún día a visitar este país que me enamoró más por su gente que por cualquier otro motivo. Pero en este caso os voy a hablar de lo que pude ver y lo que me pareció más interesante…

Mi paso por el país fue de 3 días, el primero recorrí Sofía, el segundo día visité la iglesia y el lago de Boyana, y el tercer día me enamoré de Plovdiv.

Sofía: algo más que su catedral

La capital de Bulgaria, antiguamente llamada Serdica, como ya os dije, es la ciudad más antigua del continente europeo. Algunos de los sitios más importantes de la ciudad tienen más de 2000 años de historia, y cuenta con una gran variedad arquitectónica, ya que este país fue dominado por varios imperios diferentes como el imperio romano, el otomano, y el imperio ruso, por eso podemos encontrar hasta tres tipos de templos diferentes en la misma manzana: mezquita, sinagoga y catedrales.

Sofía es la sede de la Iglesia ortodoxa búlgara y además es un centro cultural nacional, albergando muchas instituciones culturales prestigiosas. Es la ciudad que más turismo recibe de todo el país, a continuación os voy a decir los puntos que considero más importantes para visitar en 1 día.

¿Qué ver?

-Catedral Alexsander Nevski: es el principal atractivo turístico de la ciudad y una de las iglesias ortodoxas más grandes del mundo. Pese a ser la gran catedral del país búlgaro, tiene mucha historia rusa detrás, ya que se construyó como homenaje a los soldados rusos y los revolucionarios búlgaros que murieron en la guerra que liberó a Bulgaria del imperio otomano; y lleva el nombre de Alexsander Nevski, un gobernante ruso defensor del cristianismo ortodoxo. Sus dos cúpulas centrales son de oro, la más alta mide 53 metros, y las demás cúpulas son de cobre, por ello su color verdoso. Está ubicada en el centro de la cuidad, desde dónde se la puede ver desde varios puntos y rodeada de un parking.

Catedral Alexsander Nevski, Sofía

La entrada es gratuita (como en casi todas las iglesias de Sofía) sólo hay que pagar si se hacen fotos (10Lv=5€) o vídeos (15Lv=7€)

  • ¿Sabías que esta catedral tiene 12 campanas en total? La más grande pesa 12 toneladas y la más pequeña 10 kilos.

Iglesia de Hagia Sofía: Está muy cerca de la gran catedral antes mencionada, y es una de las iglesias más antiguas y la que le da el nombre a la ciudad. La entrada es también gratuita y en su interior hay un museo arqueológico subterráneo donde se encontraba la antigua necrópolis y teatro romano de la ciudad de Serdikaalbergando incluso algunas tumbas y frescos originales. La entrada al museo son 6Lv=3€

  • Curiosidad: cuando Bulgaria estuvo dominada por los turcos esta iglesia fue empleada como mezquita.

-Iglesia ortodoxa rusa San Nicolás: es una de las más bonitas de la ciudad a pesar de no ser muy grande, sus cinco cúpulas doradas y su colores en verde-turquesa la hacen realmente llamativa. Fue creada por la comunidad rusa que se estableció en la capital búlgara y su arquitecto fue quien diseñó la catedral Alexsander Nevski. La entrada es también gratuita.

 

  • Curiosidad: en uno de sus campanarios está la tumba del arzobispo Serafín Sobolev al cual creen milagroso, por eso mucha gente le deja cartas pidiendo ayuda por sus problemas.

-Anfiteatro de Serdika: son unas antiguas ruinas romanas que se encontraron cuando empezaron con las obras del hotel Arena di Serdica, es por ese motivo que se encuentran dentro del hotel y lo tienen restaurado como la zona del bar en la planta baja, decorado con pinturas modernas, e incluso a veces hacen exposiciones. La entrada es totalmente gratis, incluso os podéis tomar algo allí.

Anfiteatro Serdika

Anfiteatro Serdika

-Iglesia de Sveti Georgi: sin duda uno de los más puntos más imprescindibles para visitar en Sofía, ya que se trata de la iglesia más antigua de la ciudad,  y aunque actualmente no se encuentra en estado activo se sigue manteniendo abierta al público de forma gratuita y con un puesto de venta de objetos y estampas religiosas para la conservación de ésta. Es realmente pequeña y en su interior se pueden observar aún frescos del siglo X con figuras de algunos profetas.

Iglesia Sveti Giorgi, Sofía

  • Curiosidad: fue levantada sobre las ruinas de un antiguo templo pagano y también fue convertida en mezquita durante la invasión de los turcos.

-Catedral e Sveta-Nedelya: es otra de las catedrales ortodoxas de la ciudad de Sofía. Esta catedral ha sufrido varios daños a lo largo de la historia por lo que ha estado en continuo estado de reparación. Está ubicada en el centro más “comercial” de la ciudad. Su nombre significa “Santo Domingo” y la entrada es igualmente gratuita, si queréis hacer fotos hay que pagar 4Lv=2€

  • Curiosidad: los búlgaros la conocen también como la iglesia del Rey Santo, por los restos y las reliquias del rey serbio Esteban Uros, que se guardan en su interior.

-Mezquita Banya Bashi: uno de los templos que dejó el imperio otomano tras su paso por el país, a parte de una gran influencia en su gastronomía. Es una de las mezquitas más antiguas de Europa y la única que actualmente está en funcionamiento en la ciudad, y aunque la entrada es gratuita, no se puede visitar en las horas del rezo. Hay que entrar  descalzos, y las mujeres tapadas la cabeza en una zona diferenciada a la de los hombres.

  • Curiosidad: en Sofía hay más de 10,000 fieles islámicos y la población búlgara ha evitado la apertura de otras mezquitas debido al ruido que hacen durante el llamado al rezo.

-Sinagoga de Sofía: es la mayor sinagoga judío-española y una de las únicas dos sinagogas que existen en Bulgaria (la segunda está en Plovdiv) y es la tercera más grande de Europa, después de la de Budapest y Ámsterdam. Dentro tiene un pequeño museo de historia judía y la entrada cuesta 5Lv=2,50€.  Su interior es realmente muy bonito, una de las sinagogas más coloridas que he visto hasta ahora.

Sinagoga de Sofía Bulgaria

  • Curiosidad: después de la II Guerra Mundial quedaban 50 mil judíos en Bulgaria, en la actualidad quedan menos de 3 mil debido a la emigración a Israel.

-Iglesia de Sveti Sedmochislenitsi: en español sería “La Iglesia de los 7 Santos” y antiguamente era una mezquita conocida como la Mezquita Negra, por su fachada oscura. Es otra de las iglesias ortodoxas de Sofía, y desde mi punto de vista una de las más bonitas con sus cúpulas recubiertas de plomo. La rodea un gran parque lleno de vida, y aunque está un poco apartada del centro de la ciudad vale totalmente la pena acercarse hasta ella, y por la noche iluminada es digna de admirar.

Sveti Siedmochilenitski

-Iglesia de St. Paraskeva: esta es la tercera iglesia ortodoxa más grande de Sofía, y aunque también se encuentra un poco apartada del centro está bien desviarse de la ruta y conocer esta bonita joya arquitectónica que dista un poco de las ya antes vistas por su forma totalmente circular.

-Museo de Historia Regional: el edificio de este museo es uno de los más bonitos para contemplarlo desde fuera, sus paredes con tonos amarillos y bancos con líneas horizontales y techo rojo lo hace destacar entre los edificios de al rededor: mezquita, sinagoga, catedral, etc… y si a eso le sumamos el bonito parque que lo rodea y las fuentes que se encuentran en uno de sus laterales, lo hace una parada obligatoria en la visita a la ciudad, independientemente de si se quiera entrar dentro a conocer un poco más de la historia del País. Antiguamente eran baños públicos, pero debido al mal estado en el que se encontraba se cerraron y posteriormente fueron renovados en su totalidad pasando a ser museo desde el 2015.

Museo de Historia Regional, Sofía

-Museo Arqueológico Nacional: si os gusta la arqueología y admirar restos de los antiguos asentamientos y la historia de los sitios a los que vais no os podéis pasar este por alto. El edifico era una antigua mezquita y tiene importantes colecciones griegas, romanas, tracias, entre otras… La entrada son 10Lv=5€.

-Mercado central: este edificio grande y bonito es uno de los puntos comerciales más importantes de la ciudad. Tiene 3 entradas, la delantera, trasera y en uno de sus laterales. Dentro se distribuye en la zona de comidas en la planta baja y en la plata alta la zona de suvenirs, artesanías, joyas, enseres y demás, incluso hay un supermercado.

Mercado central, Sofía

Aquí podéis probar la comida típica búlgara a muy buen precio.

¿Qué comer?

Sofía está creciendo muchísimo en los últimos años y con ello también ha crecido la oferta de restaurantes y cafeterías, desde los de estilo más típico hasta los que están más de moda como la cadena de restaurantes “Happy Bar & Grill” que combina tradición con comida internacional. Encontraréis varios de estos repartidos por la ciudad. Uno de los mejores sitios para probar comida auténtica búlgara es en el mercado central, donde hay una variedad infinita.

  • La gastronomía búlgara tiene mucha influencia de la cocina turca y la cocina griega, siendo los platos más típicos las ensaladas y las sopas frías, así como el pan pita que se puede encontrar puestos que los venden en cada esquina.
  • Mussaka es una especia de lasagna que en vez de pasta lleva capas de patatas.
  • Banitsa es un de pastel de hojaldre o masa filo relleno de queso.
  • Tarator, algo así como una sopa espesa hecha a base de yogurt y pepino que se toma en frío.
  • Dicen que yogurt búlgaro es el mejor del mundo, por su bacteria Lactobacillus bulgárico que sólo se desarrolla en el pasto que crece en este país. Yo la verdad que no lo probé porque soy intolerante a la lactosa, pero seguro tiene que estar muy bueno 😛

Los 2 restaurantes que probé en esta ciudad fueron: “The little things” cerca de la iglesia Sveti Sedmochislenitsi; y “Old Chinar”, un restaurante de auténtica comida búlgara, alejado del centro pero muy cerca de mi hostel.

Bulgaria es, sin duda alguna, el país más económico que he visitado y el que ofrece comida realmente buena con grandes raciones a precios irrisorios.

 

Boyana: Patrimonio de la Humanidad

No estaba entre mis planes visitar este sitio de la ciudad, pero debido a una cancelación de la ruta al Monasterio de Rila por parte de GetYourGuide tuve que buscar una alternativa, y la verdad que me sorprendió para bien.

A tan sólo 40 min de la ciudad de Sofía se encuentra el pequeño pueblo de Boyana. Para llegar hasta allí tuve que tomar 2 autobuses, si buscáis en Google Maps os muestra qué autobús tomar y dónde hacer los cambios.

Una vez llegas al pueblo tienes que ir buscando la iglesia, pero no os preocupéis que es fácil de encontrar.

Iglesia de Boyana

Iglesia de Boyana

Esta iglesia ortodoxa es considerada Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979. En su interior sus paredes están pintadas con frescos de hace más de 1000 años, considerados los más importantes de todo el país. El precio de la entrada son 10Lv (5€) y dentro no se pueden hacer fotos. La iglesia dentro tiene 2 partes, la entrada donde hay un pequeño museo con muestras arqueológicas y antigüedades donde podéis permanecer todo el tiempo que queráis, y la capilla donde os dejarán estar sólo 10 minutos, allí podréis alucinar  observando los frescos.

  • No se pueden hacer fotos en su interior.

Si os queréis evitar tener que ir por vuestra propia cuenta hasta la iglesia podéis reservar excursiones que os llevan hasta allí y que incluso combinan esta visita con el “Monasterio de Rila”.

Lago y Cascadas de Boyana

Siguiendo con el recorrido de la visita a Boyana, continuamos subiendo hasta la montaña Vitosha. Allí encontraréis cartelitos informativos que os dicen qué dirección tomar para llegar hasta el lago y la distancia del recorrido. Lo mismo para las cascadas.

En el mes de febrero estaba toda la montaña nevada y optamos por subir sólo hasta el lago, más o menos 45 minutos de subida por la nevada montaña haciéndonos camino. Las cascadas quedan a 1 hora de distancia desde el lago y debido a la gran cantidad de nieve que había optamos por no subir.

Si visitáis este sitio en temporada de primavera-verano yo os aconsejaría hacer el recorrido completo ya que aún con nieve no me resultó una subida dura, y por el camino se tienen unas bonitas vistas a la ciudad de Sofía

Una vez llegamos arriba nos encontramos con el lago completamente congelado. Unas vistas y una experiencia para no olvidar nunca.

 

Plovdiv: modernidad e historia

Arte urbano de Kapana, Plovdiv

Plovdiv es la ciudad de moda de Bulgaria, y es que fue considerada como la capital europea de la cultura en el año 2019. Y no es para menos, esta ciudad es la segunda más grande del país, después de Sofía, y se dice que es la más antigua de Europa, llegando a tener incluso 8 mil años de antigüedad. Se la conoce como la “ciudad de las 7 colinas”, por estar rodeada de éstas, desde algunas de ellas se pueden obtener unas preciosas vistas a la ciudad.

Para ir desde Sofía a Plovdiv hay muchos autobuses que salen desde la estación central, diariamente a cada hora, por lo que no tendréis problemas en ir. Pero yo os recomiendo comprar el billete con antelación: yo siempre uso la aplicación de Omio para reservar mis billetes de autobús.

Esta ciudad tiene mucha historia y un casco antiguo de los más bonitos que he visto, con callejuelas de piedras, edificios históricos de colores muy bien conservados, y al no tener un turismo excesivo hace que tenga un ambiente muy agradable.

¿Qué ver?

Cuando llegáis a la estación central, para ir hasta el centro de la ciudad andando tenéis que pasar si o si por: la Singing Fountain y el Foro Romano. Cuando yo fui la fuente estaba totalmente vacía y el teatro me pareció que estaba muy descuidado, pero recomiendo que os acerquéis para que lo veáis vosotros mismos. La fuente está en medio de un parque muy muy grande con muchísima vida, y estoy segura que tiene que ser una pasada de bonita cuando está en total funcionamiento.

-Iglesia Sveta Marina: esta fue mi primera buena impresión de la ciudad. Una iglesia realmente bonita por dentro y por fuera, aunque quizás al llegar al sitio no llame tanto la atención, ya que se encuentra encerrada en una especia de patio, pero tiene unos frescos súper bonitos para quedarse mirándolos durante horas. El campanario de esta iglesia es de madera y se encuentra fuera de la iglesia, mide 17 metros de altura. La entrada es totalmente gratuita y recomendable.

Teatro Romano: uno de los MUST de la ciudad, se encuentra en una de las colinas y está en muy buen estado de mantenimiento, incluso hoy en día se celebran actos y festivales en él.

Teatro Romano, Plovdiv

-Estadio Romano de Trimontium: en época romana Plovdiv se llamaba Trimontium. Este es otro de los sitios que tendréis que ver si o si por que llegaréis a él casi sin buscarlo, se encuentra en pleno centro de la ciudad, en la gran avenida peatonal y justo en frente de una de las mezquitas de la ciudad.  el acceso es público y gratuito.

-Mezquita Dzhumaya: está en frente del Estadio Romano y se puede ver desde lejos gracias a su minarete que sobresale entre los demás edificios, tiene 9 cúpulas recubiertas de plomo. Este es el punto de inicio del barrio Kapana.  La mezquita es el principal templo musulmán de la ciudad pese a que hay otras mezquitas.

Kapana: es un distrito de la ciudad de Plovdiv, y es el barrio más moderno y creativo de la ciudad. Está lleno de arte callejero, galerías de arte, bares, restaurantes y cafeterías. Antiguamente, en la época del imperio otomano, era el zoco de los artesanos. Hoy en día es impensable ir a Plovdiv y no recorrer las calles de esta parte de la ciudad, incluso salir de fiesta por aquí en caso de que se haga noche en la ciudad.

-Casa Museo Hindliyan: en la ciudad hay varias casas museos que pertenecían a antiguos comerciantes ricos de aquella época. Esta, una de las más bonitas, y de obligatoria visita, perteneció al comerciante de especias y seda de origen armenio Estephan Hindliyan. Si su bonita fachada azul llama muchísimo la atención imaginad todo el arte que guarda dentro. Cada una de sus salas y habitaciones están llenas de detalles, decorados renacentistas, exquisito mobiliario de la época. El acceso al patio es gratuito pero si queréis entrar a la casa museo la entrada cuesta 5Lv=2,50€ y es autoguiada, no se pueden sacar fotos con cámaras profesionales, sólo con los teléfonos móviles.

Casa Museo Hindliyan, Plovdiv

  • Recomiendo que al menos entréis a una de las casas para qué veáis un poco las costumbres y cómo vivía la sociedad rica de la época.
  • La casa museo Balabanov se encuentra adyacente a ésta. Igual de bonita también por fuera y por dentro.

-Museo Regional Etnográfico: otro de los imprescindibles de Plovdiv, sin duda por su fachada y por los jardines que lo rodean. Este es uno de los museos más importantes del país y dentro se exhiben utensilios y herramientas de la agricultura, artesanía, instrumentos musicales, obras de arte, así como artículos religiosos y personales de las personas de épocas pasadas. El acceso a los jardines es gratuito pero la entrada al museo tiene un valor de 5Lv=2,50€.

Museo Regional Etnográfico, Plovdiv

-Museo de Historia Regional: este museo encuentra dentro de una de las muchas bonitas casas representativas del casco histórico de Plovdiv, aquí se exponen objetos personales y documentos que pertenecieron  a personas importantes de la ciudad.

-Puerta Hisar Karpia:  para llegar hasta el museo de la historia regional tenéis que bajar por esta callejuela que atraviesa esta puerta, que es una de las pocas que quedan y antigua puerta de entrada a la ciudad amurallada.

-Nebet Tepe: una de las 7 colinas de la ciudad, y desde la que mejor vistas se pueden obtener. Llegar hasta allí después de haber atravesado todo el casco antiguo, y ver ese complejo de ruinas lleno de gente, con unas preciosas vistas de fondo a toda la ciudad, es la mejor forma de terminar el recorrido por Plovdiv. En esta colina fue donde se fundó la antigua ciudad y se convirtió en la ciudadela de la acrópolis, y actualmente sólo quedan los restos de los muros de la antigua fortaleza. Es considerado uno de los lugares más turísticos y populares de Plovdiv.

Nebet Tepec, Plovdiv

Central Perk Café

Para comer en Plovdiv tenéis infinidad de puestos de comida rápida para llevar, bares, restaurantes, etc… Yo opté por comer y descansar un poco en uno de los bares más de moda de la ciudad y fue todo un acierto. Ubicado en el centro Kapana, en una de las calles más llenas de ambiente, tiene una terraza que se llena de gente y el edificio cuenta con 3 plantas ambientadas en la serie de televisión FRIENDS.

Central Perk, Plovdiv

Más que un sitio para comer es un sitio para tomarse algo y pasar un buen rato, por lo que su carta de comidas no es muy extensa: pizzas, sándwichs, patatas fritas, hamburguesas… Por el contrario tiene una amplia variedad de bebidas. La atención también es muy buena y los precios realmente asequibles para ser un sitio de  moda.

 

  • Pensamiento personal: una de las cosas que más me gustó y me hizo sentir cómoda en este país fue el ver cómo la gente se esforzaba por entender, ayudar, y dar recomendaciones. Muchos búlgaros hablan español, aún no sé ciertamente por qué, pero en cuanto se dan cuenta que eres de España o hablas español se abren y empiezan a exponer todos sus conocimientos en este idioma,  y eso fue un gran punto a favor para que este país me gustara más y haberme ido con ganas de volver en un futuro, espero no muy lejano: la calidez y humildad de su gente.

Hasta aquí el recorrido por estas ciudades de Bulgaria, espero que os puedan servir de ayuda y si necesitáis más información o saber cualquier cosa no dudéis en escribirme o dejarme un comentario. 🙂

Viajes

Budapest: Lo mejor de la ciudad.

Budapest: La Perla del Danubio.

Escribir sobre un destino que se ha convertido en mi favorito y en el más especial para mi no es nada fácil, ¿Por qué? Porque cada sitio, rincón, monumentos, parques, todo lo de esa ciudad lo considero un MUST.

Por eso espero que, después de que terminéis de leer este artículo, os den muchísimas más ganas de visitar esta preciosa ciudad.

Hablar de Budapest para mi es como hablar de una de esas ciudades a las que les tienes cierta admiración. En mi caso, es una ciudad a la que admiro muchísimo por haber resistido a los momentos de guerra como ninguna otra, por haber aguantado destrucciones, bombardeos y cierta discriminación por parte de los países vecinos que se han hecho con todo el protagonismo del sufrimiento, mientras que ella ha permanecido callada y sin apenas recibir palabras de condolencia.

Pero a pesar de los años y de los daños sigue en pie, demostrando lo mejor de ella y, poco a poco, a paso lento, reconvirtiéndose en lo que fue en su día: La Perla del Danubio

 

Esta ciudad tiene un pasado muy brillante, lo que quizás muchos no sepáis es que fue la primera ciudad en tener un metro en el año 1896, cosa que era impensable en esa época en grandes ciudades de otros países europeos como Berlín o Londres.

Hungría hace frontera con 7 países, por lo que su riqueza cultural es muy grande.

Este país fue formado por tribus provenientes de Asia, Euro-Asia y Europa, por ello que su idioma tenga mucha influencia asiática y sea uno de los más difíciles de aprender.

La actual Budapest está formada por las que antiguamente eran 2 ciudades independientes: Buda y Pest, divididas por el río Danubio.

Budapest, Hungría
Budapest, Hungría

La primera vez que pisé esta ciudad venía de hacer un viaje por Viena y Bratislava, que desde mi punto de vista, no tienen absolutamente nada que ver con esta ciudad.

Al salir de la estación de trenes me encontré con una avenida muy muy grande e inmensos edificios del siglo pasado que me impactó tanta monstruosidad. Pero lo que más me sorprendió fue ver muchos vagabundos en sus calles y el agobio que sentí por la cantidad de turistas que había en la ciudad. Sentí miedo, de verme caminando sola entre mucha gente, en una ciudad a la que no le veía el horizonte de lo grande que era, con un idioma muy extraño y sin saber ciertamente como era la gente húngara.

Pero esa fue mi primera impresión, me impactó, sí, y me volví a casa con un sabor agridulce, pero sabiendo que tenía que darle una segunda oportunidad. Porque a pesar de haber sentido miedo vi cosas tan bonitas que no había visto hasta ese momento en los otros países visitados, y porque creo que detrás del miedo se esconde algo más…

No creí que iba a volver tan pronto y a los 3 meses ya estaba allí de vuelta, con todas las ganas de conocerla a fondo, de dejarme llevar por su flujo de gente, por su encanto decadente y por su historia.

Mi segunda vez en la ciudad ya iba muchísimo más suelta, sin miedo, ya sabía lo que había, ya me había estudiado la ciudad desde casa, y sabía todo lo que tenía que hacer para que el viaje fuera perfecto. Y lo fue! Decidí estar 5 días en la ciudad, disfrutándola con calma, aunque uno de esos días lo pasé en una ciudad cercana a Budapest, Székésfehervar.

(Fueron 4 días en la ciudad, y aún así siento que nunca es tiempo suficiente para dedicarle, y volvería una y otra vez a disfrutar de ella.)

No me enrollo más y empezamos…

 

¿Dónde cambiar dinero en Budapest?

Lo primero que hago al llegar a cualquier ciudad que no tenga el Euro como moneda vigente es cambiar dinero, e intento buscar siempre las casas de cambio que estén más alejados de los sitios turísticos pero que también estén más concurridos, ya sé que desconcuerda un poco, pero si veis una casa de cambio con una larga cola de espera es una clara señal de que el cambio será bueno.

La primera vez que estuve en la ciudad no cambié dinero ya que fui sólo por 2 días y no me hizo falta, pero esta segunda vez tuve la suerte de tener una buena casa de cambio en la misma calle de mi hostel y cerca de la estación del metro dónde llegué. Así que la primera cosa que os aconsejo al llegar a la ciudad es cambiar dinero. Money Exchange es una buena casa de cambio que te da el cambio muy ajustado.

¿Dónde hospedarse en Budapest?

Las dos veces que he estado en la ciudad me he quedado en hosteles, así que sólo os puedo recomendar este tipo de alojamientos.

El primero fue: Flow Hostel, cerca del mercado central, a 10€ la noche en habitación compartida.

Y el segundo fue: Wombat’s City Hostel. Este hostel pertenece a una cadena de hosteles que ya había probado anteriormente en Viena, y me gustó tanto que quise probarlo también en Budapest. Su ubicación no pudo ser más perfecta, totalmente céntrico, en una zona con muchísima vida (bares, restaurantes, pub’s, tiendas, supermercados, etc.), y al igual que el anterior pagué 10€ la noche en habitación compartida.

¿Dónde comer en Budapest?

Para comer probé 4 tipos de establecimientos diferentes:

Comida rápida para llevar: en Budapest son muy típicos los establecimientos de comida rápida, muchos de ellos son sólo con opción Take Away, pero en muchos otros puedes comer allí.

Como ya os dije, la zona de mis hostel tenía muchísima vida y habían varios de estos establecimientos, justo en frente había uno de Langosh, una especie de pizza pero con masa frita que lleva crema, queso, bacon, cebolla. Es un plato muy típico y está tan de moda que lo vi en varias versiones, incluso con salchichas o carne estofada por encima. Tenéis que probralo!!

Restaurante MUY barato: tenéis tantos restaurantes para bolsillos de escasos recursos como restaurantes de moda. Yo me decidí a probar el Frici Papa, lo leí como recomendación de “restaurantes dónde comer barato en Budapest y ahora yo no puedo dejar de recomendarlo. Cuando yo fui no habían mesas libres, incluso se formó cola, estaba lleno de españoles y su carta tiene el español como tercer idioma principal.

Restaurante medio con buenas opciones para el bolsillo: uno de ellos es Menza, un restaurante que también se llena a pesar de ser grande y espacioso, y que al entrar crees que vas a pagar un ojo de la cara por cada plato, pero lejos de la realidad, este es uno de esos restaurantes a los que quieres ir y sentirte bien atendido pero sin pagar demás por la atención. Los camareros muy agradables y la carta con varias opciones. MUY RECOMENDABLE!

El Mercado Central: no es de las opciones más económicas para comer, pero hay muchísima variedad de comida típica húngara para escoger por 12€ el plato.

 

No os olvidéis del famoso Chimney Cake, un postre típico de forma cilíndrica, que puede ir relleno de chocolate, nata o helado.

  • Consejo: En Budapest hay infinidades de establecimientos para comer, desde la propia comida húngara hasta la española, argentina, mexicana, turca, etc… Restaurantes caros, baratos, de comida rápida, de comida para llevar. Panaderías de moda, otras de barrio. Supermercados todos los que queráis y 24h también. Mi consejo es que probéis de todo un poco, así es como sabréis cuales son las mejores opciones.

¿Qué ver y qué hacer en Budapest?

Esta gran ciudad cuenta con muchísimas actividades para hacer y muchísimos sitios para visitar. Yo os voy a hablar de los que para mí son más imprescindibles para visitar y os voy a recomendar algunas actividades para que disfrutéis y conozcáis mucho más de Budapest.

Imprescindibles:

Parlamento, Budapest

-Parlamento: el edificio más representativo y para mi el más bonito de toda la ciudad. Verlo desde fuera, desde cualquier punto de la ciudad y a cualquier hora del día es un espectáculo, pero visitar su interior es desde mi punto de vista una obligación. Para acceder podéis comprar la entrada en el mismo parlamento (hay límites de visitantes por tour guiado) o lo que yo más aconsejo es comprar con antelación la entrada en la página web del Parlamento con una valor de 17€ para residentes de la UE. La visita es guiada en vuestro idioma y dura poco más de media hora, aunque al final terminas en una sala de exposición auto guiada con vídeos explicativos para entender mejor la historia de la ciudad y la formación del Parlamento.

  • Como curiosidad: El arquitecto del Parlamento quedó ciego unos meses antes de su finalización, por lo que nunca pudo ver culminada su obra.

 

Bastió de los Pescadores, Budapest

-Bastión de los Pescadores: Siempre me pregunté: “Por qué de los pescadores?” y es que recibe ese nombre por los pescadores responsables de proteger este complejo que en su día fue una fortificación para defender la ciudad amurallada de posibles invasores. Tiene 7 torres que representan a las 7 tribus fundadoras del país. Y es uno de los mejores miradores desde dónde se puede contemplar el Parlamento y las vistas a la ciudad de Pest al estar en lo alto de la colina. El acceso es totalmente público y gratuito, y junto a él podemos encontrar el monumento a Esteban I rey de Hungría y la Iglesia de san Matías.

Iglesia San Matías, Monumento Rey Esteban I, Budapest

-Iglesia san Matías: Es una de las iglesias católicas más importantes del país, donde se han celebrado bodas y coronaciones reales. El interior de esta iglesia es totalmente diferente a cualquier otra que hayáis visto antes. Sus columnas y paredes pintadas con bonitos colores, y sus vidrieras y frescos son impresionantes obras de arte. La entrada cuesta poco más de 5€, pero vale muchísimo la pena contemplarla por dentro.

Castillo de Budapest

-Castillo de Buda: antiguamente fue la residencia de los reyes de Hungría, en la actualidad en su interior se encuentran la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Nacional. Se puede llegar hasta el castillo andando o en funicular por 4€. El acceso a los jardines del castillo es gratuito y vale la pena acercarse hasta él para contemplar las vistas desde allí.

Ciutadella: este es sin duda el mejor mirador de toda Budapest, desde donde tendremos unas vistas de 360º de toda la ciudad y a sus 8 puentes. Recomiendo muchísimo ir al atardecer y quedaros allí hasta que se haga de noche. Arriba hay puestos de comidas, bebidas, souvenirs y demás…

-Basílica San Esteban: esta basílica es la catedral de Budapest y está ubicada en el centro de la ciudad, para entrar en su interior sólo tenéis que dar un “donativo” de 200Fl o 1€ (aquí podréis ver la importancia de pagar siempre todo en la moneda local, ya que 200Fl son 80 céntimos) o si queréis subir a la torre la entrada es de 500Fl.

    Como curiosidad:

  • La cúpula de la Catedral mide lo mismo que la cúpula del parlamento, 96 metros. Y es el edificio religioso más grande de todo el país.
  • En su interior se encuentra la mano momificada del rey Esteban I, primer rey de Hungría al que declararon santo, de allí el nombre de la Catedral.
  • También en su interior está la tumba de Puskás, antiguo jugador del Real Madrid.
  • Y en esta Catedral se casó la reina del Pop, Madonna. Pero fue una boda falsa, ya que en su corta carrera como actriz hizo el papel protagónico de Evita Perón y escogieron esta iglesia para rodar la escena.
Sinagoga Budapest

-Sinagoga Judía: pese al valor de su entrada: 5000Fl (15€), para mi se ha vuelto uno de los edificios históricos que más recomiendo visitar en vuestra visita a Budapest. Entrar a esta asombrosa Sinagoga te hace volver al pasado, a veces tan olvidado, gracias a las guías gratuitas que te explican toda la historia desde sus inicios hasta la actualidad. Te desvelan ciertos secretos que guarda la sinagoga desde su construcción y te hacen un recorrido por el cementerio y los jardines traseros dónde se encuentra el árbol de la vida y el memorial a los judíos.

Cualquier sinagoga que hayas visto antes no se le parece ni por asomo a esta verdadera joya judía. No dudéis en visitarla y de subir hasta el museo judío que se encuentra a la izquierda en la planta alta.

Monumento Plaza de los Héroes. Budapest

-Plaza de los Héroes: visitar este majestuoso monumento ya sea a primera hora de la mañana o al atardecer es de las mejores cosas que se pueden ver en Budapest. Un poco alejado del centro podéis llegar hasta él andando por la gran avenida Andrássy o tomar la línea M1 del metro.

Este monumento se levantó para hacer honor a los 7 líderes de las tribus húngaras que fundaron la ciudad. En la parte de atrás podéis ver 2 altares con 7 columnas cada uno haciendo honor a antiguos reyes y personajes históricos de Hungría.

-Castillo Vajdahunyad: muy cerquita de La plaza de los Héroes encontramos el parque de la ciudad, dentro del cuál está este bonito e impresionante Castillo que dicen es una copia del Castillo Hunyad de Transilvania. En su interior alberga un Museo de Agricultura y la entrada sólo cuesta 1€.

-Szimpla Kert: o Ruin Pubs este conjunto de Pub’s se ha vuelto ya una atracción turística más de la ciudad de Budapest. Digno de una visita rápida como cualquier museo de la ciudad, y para pasar las mejores noches de fiestas. Se trata de un edificio en ruinas en el que hay varios bares con decoración underground, totalmente llamativo por sus colores, formas y objetos utilizados para ello.

El ambiente cambia mucho del día a la noche, habiendo incluso un mercadillo dentro en horas de la mañana y por la noche se forman colas para entrar (entrada gratuita eso sí) que yo os recomiendo visitarlo a ambas horas para que veáis la diferencia.

En 2013 fue considerado como el tercer mejor bar del mundo por la Lonely Planet. Así que yo creo que merece una visita obligatoria.

  • Como sitios curiosos que se pueden visitar si disponéis de tiempo y de ganas son:

           –El Museo del Selfie, aquí puedes hacerte fotos con tus amigos/as en varias habitaciones decoradas con objetos de moda como flamencos, piñas, unicornios y muchas chuches y caramelos. Entrada 20€. Me lo recomendó un gran periodista de viajes: https://www.viajavuelavive.com

           –El Miniversum, es una especie de museo donde se exponen ciudades de Hungría en miniatura, muy bien curradas y llenas de detalles. Valor de la entrada: 10€

           –New York Café: una de las cafeterías más exquisitas con aires de museo, y conciertos de música clásica en directo. Podéis acercaros aunque sólo sea para un café porque vale muchísimo la pena. Recomendación de: https://deviajeconmanu.com

 

Actividades

Free Tour por la ciudad: esta es una buenísima opción si queréis conocer la historia de la ciudad desde dentro, con guías expertos en el tema y de una forma muy amena. Hay muchos free tour por toda la ciudad que suelen tener una duración de 3 horas. Mi recomendación es que no reservéis ninguno por Internet, simplemente informaros antes de ir a qué hora puede haber uno y el sitio exacto y os juntéis allí mismo, así el “donativo” que deis va todo para el guía y no para una empresa intermediaria.

Puente de las cadenas, Budapest

Paseo en Barco por el Danubio: una verdadera experiencia si queréis ver la ciudad desde otra perspectiva con un toque romántico. Existen varias agencias de estos Boat tours a lo largo de toda la ribera del río. Mi recomendación en este caso es que sí reservéis con antelación el paseo que más os convenga porque los barcos se suelen llenar y hay varias opciones de paseo en Barco, algunas de ellas te incluyen 1 bebida gratis por menos de 10€.

Vistas nocturnas desde el Danubio

Los Baños Termales: estos los incluyo en actividades y no en imprescindibles porque desde mi punto de vista no es un sitio al que puedas ir sólo a visitar sino que tienes que pagar una entrada si o sí para disfrutar del baño, una actividad en toda regla. En este tema no soy una experta porque no soy muy fan de este tipo de sitios, y en las 2 veces que he estado en Budapest no me he acercado a ninguno. Pero tienen mucha fama entre los húngaros, tanto que se ha convertido en un estilo de vida para la sociedad húngara y un atractivo turístico más para los visitantes. Hay varios repartidos por toda la ciudad pero los más sonados son: Baños Széncheyi, Baños Rudas y Baños Gellért.

 

Recomendaciones varias

Madrugar para aprovechar de los sitios sin masificación turística.

Cambiar dinero SIEMPRE.

Llevar el pasaporte a Hungría es IMPORTANTE

Probar la comida típica Húngara siempre que os sea posible.

Utilizar el transporte público para moveros, es económico y la mejor opción en algunos casos.

Disfrutar sin prisas de la ciudad, no hay nada mejor que pasear por sus principales calles peatonales dejándoos llevar por su encanto envolvente. O perderos por sus calles menos concurridas y conocer la esencia de la ciudad tanto de día como de noche.

Salir de fiesta aunque sólo sea 1 noche en esta ciudad es casi una OBLIGACIÓN.

 

  • Budapest es la ciudad de los monumentos, hay cientos de ellos repartidos por toda la ciudad, en cada esquina, la gran mayoría representan a figuras que en su día fueron importantes en la ciudad: reyes, alcaldes, diplomáticos, artistas, músicos, escritores, etc…  Otros hacen homenaje a su pasado histórico y muchos otros son simplemente curiosos. Id en busca de ellos.

Y hasta aquí mi resumen de lo mejor de esta ciudad que llevo siempre en mis recuerdos más bonitos. Espero que os sirva y si queréis más información no dudéis en preguntarme que siempre estaré encantada de compartir con vosotros lo poco que sé.

Marrakech, Mezquita Koutoubia
Viajes

Imprescindibles de Marrakech

Marrakech: La ciudad de los mil contrastes.

Marrakech
Marrakech, zoco

En este artículos sobre los mayores imprescindibles de Marrakech, dónde comer y algunos consejos, os quiero hablar también un poco de cómo lo viví todo y los diferentes sentimientos que tuve en cada momento.

Al pasear por las calles de esta ciudad me invadían varios sentimientos encontrados: alegría y tristeza, agobio y tranquilidad, rabia y admiración…

Supongo que los diferentes olores que percibía en cada esquina ayudaban mucho a que sintiera todo eso a la vez. Ver una cultura totalmente diferente a la que estamos acostumbrados en primera persona fue impactante, aunque no me chocó hasta el punto de sentir miedo o bloquearme por el contraste como sé que le ha podido pasar a otras personas.

Sin duda fue una ciudad que me atrapó, descubrí una gastronomía deliciosa, una cultura con la no comparto ciertas costumbres pero respeto su religión, la cual a mi parecer tiene muchos pensamientos sabios. Descubrí que los marroquíes son gente agradable y acogedora, aunque pareciera que muchos sólo quisieran “timarte”, pero eso es parte de su costumbre. Y descubrí que los prejuicios nunca nos dejarán disfrutar de lo desconocido.

Marruecos es el país de entrada al continente africano, y Marrakech, aunque no sea su capital, es la más turística del país, con aires modernos, segura, barata y muy fácil de explorar para aquellos que es la primera vez que viajan fuera de Europa.

Nuestro primer contacto con la ciudad fue por la noche, después de dejar las cosas en el Riad salimos a explorar un poco la ciudad, y al llegar a la enorme plaza Jemaa El-Fna nos encontramos con un sitio lleno de vida: música, bailes, hogueras encendidas, comida… No os podéis hacer una idea de la fiesta que tenían allí montada.

Tres días fue tiempo suficiente para ver lo esencial y sentarnos cada tarde a ver el atardecer desde alguna de sus terrazas mientras tomábamos té de menta.

A continuación os detallo los que considero son los sitios imprescindibles de Marrakech, dónde comer y algunos consejos para que disfrutéis de vuestra visita a la ciudad…

Imprescindibles

Plaza Jema El-Fnaa: sin duda es el sitio más imprescindibles de Marrakech al ser la plaza principal de la ciudad y el punto de encuentro de mercaderes, artesanos, vendedores de comida ambulante, puestos de zumos naturales, encantadores de serpientes, mujeres tatuadoras de Henna, etc… Al rededor de la plaza hay infinidad de cafeterías y restaurantes donde os podéis sentar a contemplar todo eso flujo de actividad constante. Está llena de vida tanto por el día como por la noche. 

El Zoco: o el Mercado, es otro de los mayores imprescindibles de Marrakech, y es que si no has visitado el Zoco es que no has estado en Marrakech. Está dentro de la medina y es un laberinto de callejuelas donde se puede encontrar todo tipo de objetos, ropa, especias, comida y dulces típicos, frutas y verduras, animales muertos, artesanías en cerámica, lámparas de todos los tamaños y colores, cuero, y un sin fin de productos. Hay varios zocos repartidos por toda la medina: zoco de las pieles, zoco de las alfombras, zoco de la marroquinería, zoco de las joyas, zocos de los cinturones y babuchas de cuero, zoco del latón y el cobre, zoco de los objetos de madera, etc… Aquí el regateo es una práctica muy común y no dudéis en ponerlo en práctica. Podéis conseguir los productos por la mitad del precio inicial.

Mezquita de Koutoubia: El elemento representativo de la ciudad de Marrakech y la construcción más alta, ya que está prohibido construir edificios más altos que esta. Aunque hay más mezquitas en la ciudad esta es la más importante. Es el templo sagrado para los musulmanes y aquí se reúnen los hombres cada día para practicar el rezo del Corán. Está prohibida la entrada a las mujeres y a los no musulmanes, como en todas las mezquitas de la ciudad. En sus alrededores se encuentran las ruinas de una mezquita anterior a esta.

Mezquita Koutoubia
Mezquita Koutoubia

  • Dato curioso 1: a esta mezquita le llaman la de los libreros porque en sus alrededores se estableció el zoco de este gremio.
  • Dato curioso 2: Los musulmanes realizan 5 rezos al día, algunos de ellos no pueden asistir a las mezquitas así que lo hacen en el sitio donde se encuentran en ese momento, por eso es normal ver algunos establecimientos cerrados mientras ellos rezan.

Parque Lalla Hasna: Este parque público está en los alrededores de la mezquita. Aquí hay una bonita fuente donde poder refrescarse y descansar después de horas de caminata bajo el sol. Este parque es una de las pocas zonas verdes y donde se reúne la juventud de la ciudad.

Mezquita Koutoubia
Mezquita Koutoubia

 

Plaza de las especias: Para mi la plaza más bonita de Marrakech. No es muy grande, pero está llena de puestecitos con artesanías, especias, alfombras, todo con mucho colorido. Aquí podréis encontrar la colorida tienda de especias que se ha vuelto un famoso SPOT para Instagram.

Tienda de especias
Tienda de especias

Palacio de la Bahía: Sin duda es de los mayores imprescindibles para visitar en Marrakech por toda la belleza que guarda dentro. Este palacio fue la antigua residencia del Gran Visir, tiene un precioso jardín interior, y se encuentra en perfecto estado. Cada detalle de sus diferentes salas y habitaciones, los techos en madera tallada, los mosaicos de sus paredes y suelo, las vidrieras de colores que se iluminan con los rayos del sol del medio día, es realmente asombroso. La entrada al palacio cuesta 7€/pp

  • Desde hace un par de años los precios de las entradas a todos los sitios de la ciudad tienen ese valor: 7€.

Palacio Badi: Fue uno de los palacios más ricos en su día, con más de 300 habitaciones decoradas con piedras preciosas. Actualmente este palacio se encuentra en ruinas, y muchas partes son inaccesible por temas de mantenimiento, aunque cuenta con un pequeño museo donde se exponen sus restos. 

Palacio Badii
Palacio Badii

Tumbas Saadíes: este complejo de tumbas es un antiguo cementerio real que fue amurallado y cerrado durante mucho tiempo. Hoy en día es otro de los imprescindibles de la ciudad llegando a formarse colas de varias horas de espera para ver el mausoleo principal que está en su interior y que es una auténtica obra de arte. Dentro del mausoleo hay 3 tumbas con los restos del sultán de la dinastía Saadí y su familia, y las más de 100 tumbas que hay en el jardín pertenecen a los guerreros y sirvientes de la familia real.

Jardínes Majorelle: este bonito jardín botánico fue diseñado por el pintor francés Jacques Majorelle pero, tras dejarlo abandonado, fue restaurado por el diseñador de moda francés Yves-Saint-Laurentquien ha sabido conservar tanto el jardín como la villa tal y como eran en sus inicios, dejando una parte como museo de arte islámico abierto al turismo. Este jardín cuenta con bonitas fuentes y albercas, un memorial a Yves-Saint-Laurent, y una gran variedad de especies vegetales, entre ellos: cactus, buganvillas, palmeras, bambúes, cocoteros, entre otros, así como más de 15 especies de aves.

Estos jardines han cogido mucha fama últimamente por lo que al medio día es normal que tenga más flujo de visitantes y resulte casi imposible poder disfrutar de este sitio, así que recomiendo que vayáis a primera hora de la mañana y así también os evitáis hacer cola para entrar.

  • Dato curioso: dicen que el artista se inspiró en el Palacio de la Bahía para construir este chalet, y fue también quien inventó el color azul intenso de sus paredes, llamándolo así Azul Majorelle”, un color asociado al arte y a la moda. ¿Lo sabíais? 🙂

Jardín Secreto: tal como su nombre indica, pareciera que este jardín fuera secreto para los turistas que visitan la ciudad, ya que es uno de los sitios que visitamos era el menos concurridos estaba. Quizás no sea uno de los mayores imprescindibles de Marrakech, pero llegar a este remanso de paz y poder descansar en uno de sus asientos, cerca de alguna fuente, rodeados de arbustos y pajarillos, fue uno de los momentos más especiales que tuvimos en la ciudad, a parte de que nos renovó las energías para continuar con el recorrido.  Además, a diferencia de los otros sitios, aquí sólo se pagan 5€ para entrar. En la parte de arriba del edificio interior hay una cafetería donde podéis tomaros algo.

Jardín secreto, Marrakech
Jardin secreto, Marrakech

-Jardines de la Menara: estos jardines son los más importantes de Marrakech. Rodeados de olivos y huertos, tienen unas preciosas vistas al Atlas y cuenta con un enorme estanque que hace como sistema de riego para los olivares y el huerto. No dudéis en visitarlo en las horas del atardecer, cuando todo el lugar se tiñe de un naranja intenso.

Jardines Menara
Jardines de la Menara

Curtidores: llegamos a estos curtidores casi por casualidad. No estaba en nuestros planes visitarlos, pero el último día en la ciudad nos dejamos llevar por un “simpático” muchacho que se ofreció a indicarnos el camino a cambio de “nada”. Si os interesa llegar hasta aquí y conocer un poco de uno de los trabajos más ancestrales de los habitantes de este país os recomiendo ir por vuestro propio pie, ya que si os dejáis guiar por alguien os van a intentar cobrar por el servicio y a demás os terminarán llevando a una tienda de productos de cuero: bolsos, carteras, mochilas, calzado, etc… donde casi os van a obligar a comprar algo.

Para mi no es un imprescindibles de Marrakech, pero…

  • Los curtidores no son muy grandes, pero es algo diferente para ver en la ciudad.

Medrasa Ben Youssef: Este fue el sitio que más ganas tenía de conocer y el único que no pude conocer, ya que cuando fuimos estaba cerrado por obras. Se trata de una escuela teológica, la más importante del norte de África, donde unas 900 personas aprendían el Corán. Es uno de los sitios de Marrakech con la arquitectura interior más bonita que podáis ver. Sin duda, este es mi gran pendiente de la ciudad, excusa perfecta para volver.

  • Dato curioso: al Palacio Real no os acerquéis ni de lejos, los guardias armados os mirarán mal y desafiantes, como si fueseis terroristas o algo por el estilo.
  • Desde mi punto de vista, El Palacio Badii y los curtidores no son en sí imprescindibles de Marrakech para visitar, pero tienen un peso importante en la historia de la ciudad.

Dónde comer

Si de imprescindibles se trata, no podéis dejar de probar toda la gastronomía de esta cultura, así que para mi se ha convertido también en un imprescindible más de Marrakech.

En Marrakech os podéis encontrar con infinidad de restaurantes para comer o cenar, algunos de ellos con un estilo muy típico marroquí, otros con aires más europeizados, y otros que fusionan ambos estilos. Hay para todos los gustos y en general la mayoría son bastante económicos.

Ya os he hablado sobre los imprescindibles de Marrakech, ahora os voy a recomendar dónde comer y luego os daré algunos consejos para visitar la ciudad.

La gastronomía marroquí lleva muchas especias y contrastes de sabores, dentro de sus mejores platos, que no tenéis que dejar de probar, podemos encontrar: los tajines en todas sus variantes, el cuscús, la pastilla o pastela, la sopa Harira, Briwats o pastelitos de hojaldre que pueden ir rellenos de pollo, verduras, o queso, o en su versión dulce; y los cuernos de gacela es un dulce típico muy parecido al mazapán.

  • Los mejores sitios para comer en Marrakech:

Chez Brahim: Un restaurante ubicado en una de las callejuelas laterales del gran zoco. Para acceder a él tenéis que entrar por una pequeña puerta que da acceso al restaurante en la parte de arriba, o a una pizzería en la parte de abajo. Su interior decorado con paredes en azul intenso, con las tenues luz de las velas, y dos músicos bereberes tocando sus instrumentos en directo lo hacían todo muy especial. El mejor Tajín lo comí aquí.

Fine Mama: Cuando recuerdo Marrakech es imposible no asociarlo con este sitio, me encantó la comida, la atención, su decoración, la ubicación. Y sin duda este será el primer sitio al que vaya a comer cuando vuelva a visitar la ciudad. Fusionan comida europea y africana. Aquí tenéis que probar la Pastella.

 

Dar Cherifa: Un restaurante-biblioteca de lo más bonito. Nos costó bastante encontrarlo, porque está dentro de un Riad, en medio del Zoco, pero una vez que llegamos allí lo disfrutamos mucho. El precio fue un poco más elevado que en los otros pero aún así la comida está muy buena y el lugar es muy bonito y acogedor.

Zeitoun Café: Es ideal para tomarse un Brunch a media mañana. Es uno de los sitios más de moda de la plaza por las vistas que se tienen desde su terraza.

Brunch Zeito
Zeitoun Café

  • 2 Terrazas con las mejores vistas para ver el atardecer.

Café Glacier: esta terraza fue mi favorita, las vistas que se tienen desde allí arriba hacia la Mezquita y hacia la plaza fueron las mejores. Para acceder a la terraza es obligatoria una consumición. Aconsejo que vayáis pronto porque se llena mucho a la hora del atardecer.

Café de France: desde aquí también podréis disfrutar de unas vistas privilegiadas mientras dejáis volar la imaginación oyendo los cánticos de la Plaza y viendo como se esconde el sol en el horizonte.

  • Probad también la comida callejera y los zumos de la plaza. Siempre teniendo cuidado de lo que coméis, pero no os dejéis llevar por los malos comentarios que hacen las personas sobre la higiene de estos puestos.

Consejos

Ya os he hablado un poco sobre los imprescindibles de Marrakech así como los sitios dónde comer, ahora toca deciros algunos consejos.

Ir con la mente abierta. Veréis cosas muy duras y diferentes a las que estamos acostumbrados: animales encadenados, drogados o explotados. Veréis también muchas suciedad y pobreza en sus calles y un estilo de vida un poco caótico: motos que te adelantan por un lado y por el otro en las estrechas callejuelas, carretas tiradas por burros en medio de la medina, moscas al rededor de la comida o que la recogen del suele si se les cae, personas lavándose los dientes en la puerta de sus negocios… en fin, cosas un poco surrealistas.

Perdeos por sus calles, dejaos llevar por el caos, el tumulto, los olores, el ruido… no hay nada mejor que fluir con todo eso para que no os agobiéis.

Llevar ropa suelta y discreta para las mujeres, esto quizás para algunas pueda sonar un poco “antiguo” ya que vivimos en el siglo XXI y podemos vestirnos como nos de la gana, pero soy de las que piensa que hay que mostrar un poco de respeto hacia la cultura de los demás y más cuando se visita el país de ellos.

Ir al aeropuerto con antelación, este consejo os los doy por experiencia propia. Llegamos al aeropuerto muy justos de tiempo y perdimos nuestro vuelo de vuelta a España. Lo mejor es ir con 3 horas de antelación ya que hay que rellenar un formulario para la salida del país que se recoge en la taquilla de facturación de vuestra aerolínea y se forma mucha cola, en mi caso volé con Ryanair.

Para cambiar de euros a dirhams hay muchas casas de cambio dentro de la medina y lo podéis hacer también en el hotel Tazi.

Alojaos en un Riad, el alojamiento típico de Marruecos, y si puede ser fuera de la medina, mucho mejor, os evitaréis el ruido y el agobio que se puede llegar a sentir allí a todas horas. No os preocupéis por las calles vacías y oscuras que hay fuera de la medina, Marrakech es una ciudad muy segura.

 

Desde aquí podéis descubrir infinidad de actividades, excursiones, visitas guiadas, así como también ofertas que podéis aprovechar si visitáis esta preciosa ciudad.

Sin duda Marrakech es una ciudad que no deja indiferente a nadie, para lo bueno y para lo malo, y yo os deseo que la disfrutéis muchísimo.

Si os ha gustado o resultado interesante esta entrada con los mayores imprescindibles de Marrakech, dónde comer y los consejos que os he dado me lo podéis hacer saber con un comentario.

 

 

Viajes

Bratislava en 1 día: Qué ver, dónde comer y el mejor ho(s)tel de la ciudad.

Bratislava, la capital señorial que ha quedado en el olvido. Así es como yo la percibí y así es como la defino.
Esta ciudad es la capital de Eslovaquia, y nadie lo diría viendo cómo son las capitales de los países vecinos: Viena, Praga o Budapest.
Es tan pequeña que se puede recorrer perfectamente sin prisas en un día.
Te voy a decir cuáles fueron para mi los puntos imprescindibles para visitar en esta ciudad, y te voy a recomendar el sitio dónde yo me alojé.

A esta ciudad llegué en autobús desde Viena, muy temprano por la mañana, sobre las 10. Después de dejar mi maleta en el hostel me dispuse salir a recorrer la ciudad.
El primer sitio que visité fue la Iglesia de Santa Isabel, o mejor conocida como la iglesia Azul, por estar más retirada del casco histórico y porque me quedaba más cerca de mi punto de partida.
Esta pequeña iglesia es de las más bonitas de toda la ciudad e incluso del país, es muy poco visitada por los turistas por encontrarse un poco retirada del casco antiguo, pero cada vez se está haciendo más conocida. Vale mucho la pena acercarse hasta ella y entrar en su interior que también es azul.

Después continúe la visita por la ribera del río en busca del Monumento al Soldado caído y desde aquí ya empecé a recorrer el centro de la ciudad, entrando por la calle Mostová se llega a una plaza donde podemos encontrar una bonita fuente y puestos de souvenirs.

Continuando por la calle Rybárska brán llegaremos hasta la plaza principal de la ciudad donde encontraremos varios edificios representativos (como el Ayuntamiento, Embajadas, Museos, Galerías, Palacios…) así como 2 monumentos muy curiosos y divertidos: el Schöne Nací: era un vagabundo que saludaba a las mujeres que pasaban por la calle y les regalaba flores; y el Man at Work: un antiguo trabajador de alcantarillas. 

 

Bratislava está llena de estatuas súper bonitas y originales, id en busca de ellas y no os perdáis ninguna.

Callejeando por sus estrechas calles empedradas llegaremos hasta uno de los puntos más importantes de la ciudad: “La puerta de San Miguel” y la calle peatonal Michalská llena de terrazas, restaurantes, tiendas y bares.
Esta puerta es la única que se conserva de las 4 puertas por las que se accedía a la antigua ciudad amurallada, su torre mide 53 metros y actualmente es un museo de armamento.  Debajo de ella se encuentra el kilómetro cero de Bratislava, parad a mirarlo.

  • Dato curioso: dicen que si pasas hablando por debajo de la torre a partir de ese momento tendrás sólo 1 año y 1 día de vida. Yo pasé sin saber esto antes!
torre
Puerta de San Miguel

Al final de esta calle se encuentra la Catedral de San Martín, una de las más importantes de Bratislava, tiene diferentes horarios de visita y el acceso es gratuito.

Y en frente de ella está la estación de autobuses (si habéis llegado en autobús entonces lo más seguro es que ya hayas conocido esta parte de la ciudad.)

Por encima de la estación se encuentra el barrio del castillo con unas bonitas callejuelas de piedras, la subida se hace un poco cuesta arriba pero las vistas valen realmente la pena. Se puede ver la zona vieja y la zona nueva de la ciudad y cómo la atraviesa el Danubio.

A Bratislava la atraviesa el río Danubio.

Una vez arriba puedes entrar a los jardines del Castillo, es gratis pero nada espectacular!

Este Castillo es sin duda el elemento más representativo de Bratislava, que al encontrarse en lo alto de la colina cuenta con unas vistas privilegiadas a la ciudad y hoy en día hace de Museo Nacional.
La subida vale la pena más que nada por las vistas, así que no os esperéis que os impresione porque no es así.

Para comer os recomiendo el restaurante Sladovña-House of Beers. Se encuentra un poco escondido, pero vale la pena buscarlo. Las raciones son bastante grandes y la comida está buenísima, aunque los precios no sean de los más baratos pero, según mi experiencia, la ciudad no es de las más baratas para comer. Tenéis que probar uno de los platos típicos de Eslovaquia: el Halusky, una especie de ñoquis más pequeñitos, con queso de oveja y trocitos de tocino frito.

  • Si queréis salir de fiesta o tomar algo tenéis multitud de opciones. Aunque no lo parezca, esta ciudad tiene ambiente por la noche! 😉



Y ahora os quiero hablar un poquito del hostel donde me quedé. El Art Boutique Hostel Chors.
Este hostel es el primero en Europa que ofrece alojamiento en cápsulas exclusivas en habitaciones compartidas, las literas son amplias cápsulas de madera completamente privadas y equipadas con taquillas, enchufes y luz.
La atmósfera que envuelve este hostel es realmente exquisito. Su decoración muy fina con obras de arte de un famoso pintor eslovaco, los pasillos con buena iluminación y música de fondo para crear un buen ambiente, la atención en recepción de las mejores que he tenido en los viajes, y qué decir de la limpieza….un 10!

Su ubicación es también excelente, se encuentra en una de las calles principales donde podemos encontrar tiendas de ropa, McDonalds, cafeterías y clubes nocturnos.
Este Hostel es nuevo, lo inauguraron en el verano del 2019 y en marzo de este año 2020, recibió el premio como el mejor hostel por el International Hospitality Awards.

La noche me salió por 20€ en una habitación compartida de 4 cápsulas.
También dispone de habitaciones individuales a muy buen precio. No dudéis en pasar una noche aquí, es toda una experiencia. Les podéis seguir en sus RRSS y en su página web.

 

Hasta aquí la corta y bonita ruta por Bratislava. Espero que os sirva para coger algunas ideas y que os gusten mis propuestas.

Viajes

Roma en 2 días. ¿Qué ver y dónde comer?

Qué ver en Roma en 2 días

Para empezar ¿Es posible conocer una ciudad tan grande y tan llena de historia cómo lo es Roma en sólo 2 días?

Por supuesto que sí. Y todo dependerá de los sitios a los que queráis dedicarle más tiempo.

Si no disponéis de mucho tiempo para recorrer la ciudad, como fue mi caso, yo os aconsejo que os organicéis bien, decidáis qué sitios preferís ver y cuáles queréis descartar.

Todo está en vuestra elección, así que tomad nota…

Yo os voy a detallar los sitios que yo visité y la forma en la que lo hice, uno a uno. Vosotros siempre podéis arreglar las rutas dependiendo de dónde esté ubicado vuestro alojamiento o lo que mejor os convenga.

En mi caso nosotros nos alojamos cerca de Termini, así que cualquier dirección para nosotros era igual.

No me enrollo más y empezamos… (más…)

Mis viajes

No hay nada que me haga más ilusión que poder compartir con todos vosotros algunas aventuras, conocimientos, experiencias, recomendaciones sobre qué ver o dónde comer de los sitios en los que he estado.

En cada artículo podrás encontrar mucha información interesante.

¿Te animas a viajar con mis viajes? 🙂